PATRIMONIO

Las mujeres y hombres de estas tierras desde el megalítico han dejado huellas de su paso en la necesidad de construir poblados que les protegieran y en el afán de integrar su religiosidad con el entorno, situándose en ocasiones al final de un congosto (dolmen de Santa Elena) o junto a caminos que son rutas de trashumancia o vías de comunicación transitadas (dolmen de Ibirque).

Bellas joyas románicas, iglesias mozárabes, ermitas y las casas con sus peculiares chimeneas que les ayudaban a "espantar las brujas", serpentean por toda la cuenca del río Gállego.

El Alto Gállego, aporta al visitante una ruta arquitectónica popular bien conservada por sus habitantes. De obligada visita en el valle de Tena son los pueblos típicos de montaña, donde sus grandes casonas con recias paredes de piedra y empinados tejados de pizarra conforman su arquitectura popular.

Puentes medievales y romanos, fachadas con impresionantes portadas y escudos tallados en piedra se pueden admirar recorriendo los diferentes pueblos y sus calles, donde sobrevive casi oculto un patrimonio inmaterial rico en tradiciones, leyendas y toponimia, así como los restos de la lengua aragonesa.

La rehabilitación realizada en grupo de iglesias datadas cronológicamente entre los siglos X y XI, constituyen un conjunto único dentro del arte medieval. Situadas a lo largo del río Gallego, destacaremos las de San Bartolomé de Gavín, San Juan de Busa, Larrede, Lasieso, Oliván y Susín. Este conjunto está considerado como mozárabe para unos y de carácter románico-lombardo para otros.

El museo de dibujo Julio Gavín “Castillo de Larrés” y el etnológico “Angel Orensanz y Artes Populares de Serrablo”, junto con una red de pequeños museos y Centros de Interpretación completan la muestra de tradición y creencias.

 

Comarca Alto Gállego C/ Secorun 35 22600 Sabiñánigo (Huesca) España

Proyecto y Desarrollo: ARAGON 21

GPI Software - Internet & Web solutions